ImpuestosPublicaciones

Legitimación para recurrir el IIVTNU cuando asume el pago el comprador en virtud del contrato

Para que podamos comprender lo que se plantea en esta consulta vinculante de la secretaría del estado de hacienda dirección general de tributos, es en virtud de los contratos de arrendamientos financieros inmobiliarios entre el consultante y una entidad financiera en el que se hace constar que al producirse la compra, el comprador adquiriente será quien se haga cargo del IIVTNU.

Debemos recordar que el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana se regula en los artículos 104 a 110 de la ley reguladora de las haciendas locales (TRLRHL)

Lo primero es identificar su hecho imponible en el artículo 104 el cual determina el ámbito de aplicación del tributo, es decir, la razón de su existencia y ene este caso es gravar el incremento de valor que experimentan los terrenos que tengan naturaleza urbana lo cual puede producirse cuando se produce la transmisión de propiedad de los mismos, bajo todas las formas en las que se puede trasmitir la propiedad, ya sea por compraventa, donación… o a su vez que se constituya un derecho real de goce sobre los mismos que suponga una limitación del dominio.

Por ello, para que se produzca el hecho imponible es necesario dos cosas que deben ser simultáneas:

  • Un incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana en los términos que establece la ley TRLRHL
  • Que dicho incremento sea consecuencia de la transmisión de tales terrenos, ya sea por constitución o trasmisión de derechos reales.

Entenderemos que este impuesto tiene por sujeto pasivo a aquel que en el artículo 106 de la TRLRHL se define como tal del cual se desprende que:

  • El sujeto pasivo es un contribuyente cuando: trasmita el terreno o constituya derechos reales de goce limitativos sobre el dominio a titulo lucrativo independientemente de que lo trasmita a una persona física o jurídica.
  • Se considera sujeto pasivo a toda persona física o jurídica  que adquiere el terreno o a cuyo favor se constituye o trasmite el derecho real que se trate, también cuando el contribuyente sea una persona física no residente en España.

Por otro lado y si atendemos a lo que establece la LGT en su artículo 17.5 establece que “los elementos de la obligación tributaria no pueden ser alterados por actos o convenios de los particulares, que no producirán efectos ante la administración, sin perjuicio de sus consecuencias jurídico- privadas”.

De este artículo comprendemos que la administración tributaria competente a la hora de solicitar el impuesto IIVTNU debe dirigir su acción al sujeto pasivo del impuesto.

Pero a su vez, sobre la legitimación para impugnar una liquidación del IIVTNU en el artículo 14.2 de TRLRHL establece que:

Están legitimados para interponer un recurso de reposición:

  • Los sujetos pasivos y en su caso, los responsables de los tributos así como los obligados a efectuar el ingreso del derecho público que se trate.
  • Cualquier otra persona con intereses legítimos y directos que sean afectados por el acto administrativo en gestión.

A su vez, el artículo 233. 3 de la LGT sobre el recurso de reposición establece que:

  • Lo pueden interponer los legitimados e interesados en el recurso a los cuales les será aplicables las normas establecidas al efecto para las reclamaciones económico- administrativas.
  • No están legitimados para promover las reclamaciones económico- administrativas “los que asuman obligaciones tributarias en virtud de pacto o contrato”.

Por otro lado la disposición adicional cuarta de la LGT en su apartado primero dice:

“la normativa aplicable a los tributos y restantes ingresos de derecho público de las entidades locales en materia de recurso de reposición y reclamaciones económico- administrativas será la prevista en disposiciones reguladoras de las haciendas locales”

Del cual se entiende que están legitimados para interponer recurso de reposición en el ámbito de los tributos locales cualquier persona cuyos intereses legítimos y directos resulten afectados por el acto de liquidación dictado.

A su vez una sentencia del TS del 13 de mayo del 2010 en su fundamento de derecho cuarto trata de resolver el problema de la legitimación para impugnar las liquidaciones correspondientes y poder acceder a la jurisdicción contenciosa administrativa a quien por acto o contrato asume la carga tributaria.

De todo ello se desprende y en resumen que estarán legitimados para poder recurrir el IIVTNU:

  • El sujeto pasivo que asume el pago del impuesto ya sea persona física o jurídica.
  • Aquel que sea responsable del tributo o que esté obligado al pago del mismo.
  • Cualquier otra persona con intereses legítimos y directos que se vean afectados por el acto administrativo en gestión de dicho impuesto.

Para más información, póngase en contacto con nosotros.