ImpuestosIRPFIVA

COMENTARIO A LA CONSULTA VINCULANTE V1915-19

La consulta plantea la problemática de si puede deducirse tanto en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como en el Impuesto sobre el Valor Añadido, la totalidad de las cuotas de renting en concepto de gasto.

IRPF

Para poder llegar a la deducibilidad del bien este, tiene que cumplir dos requisitos: que este afecto a la actividad económica y, que sea posible la deducción.

Hay que tener en cuenta que el bien tenga la consideración de elemento patrimonial afecto en exclusiva a la actividad, según lo establecido en el art. 22RIRPF. De forma que no existe deducibilidad en el IRPF si no existe la afectación exclusiva del bien, salvo el supuesto previsto en el apartado 4º del art. 22.

Si el contrato cumple los anteriores requisitos según los apartados 5º y 6º del art. 106 de la Ley 27/2014, será deducible  la carga financiera satisfecha, así como un importe equivalente a las cuotas de amortización que, de acuerdo con los sistemas de amortización establecidos en el apartado 1 del artículo 12 de la citada Ley, corresponderían al bien objeto del contrato.

Este tratamiento se basaría en el método de estimación directa modalidad normal, en el supuesto de simplificada, las amortizaciones se practicaran de forma lineal conforme a las tablas simplificadas.

IVA

Se admite tanto una afectación exclusiva como parcial (en bienes de inversión, importación, cesión de uso), presumiéndose el grado de afectación al 50 %, no obstante, el propio obligado tributario podrá desmontar esta presunción. En los supuestos de vehículos mixtos que se destinen al transporte de mercancías, podrán beneficiarse de la afectación total al desarrollo de la actividad.

El modo de acreditar el grado de afectación válido será cualquiera de los admitidos en la LGT, pero no será prueba suficiente la declaración-liquidación presentada por el propio sujeto pasivo ni la contabilización o inclusión de los correspondientes bienes de inversión en los registros oficiales de la actividad profesional, sin perjuicio de que esta anotación sea otra condición necesaria para poder ejercitar el derecho a la deducción.

El ejercicio del derecho a la deducción deberá ajustarse a la propia actividad del consultante, por la que el consultante deberá estar en posesión de la factura original emitida a su favor por quien realice la entrega o le preste el servicio.

Fdo: ALVARO GARCIA TENA.-