ImpuestosPublicaciones

Error cálculo liquidación plusvalía practicada por ayuntamientos

El pasado 9 de julio de 2018, el Tribunal Supremo dictó una relevante Sentencia, en resolución de Recurso de Casación, en la cual determina el alcance de la inconstitucionalidad de la Sentencia del Tribunal Constitucional 59/2017, relativa al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU o plusvalía municipal, en lo sucesivo), considerando que los artículos 107.1 y 107.2 c) del TRLHL “adolecen de una inconstitucionalidad y nulidad parcial”, de forma que la inconstitucionalidad solo afectaría a los supuestos de transmisiones en las cuales se han manifestado pérdidas, estableciendo que es el contribuyente quien tiene que demostrar tales pérdidas, y dejando al margen del alcance de inconstitucionalidad a los supuestos de transmisiones en los que se han manifestado ganancias.

Esta interpretación de nuestro Tribunal Supremo es contraria a la tesis, que venían realizando algunos pronunciamientos judiciales, que abogaba por una nulidad del IIVTNU en todos los supuestos, tanto se manifestarán ganancias como pérdidas.

No obstante, la precitada Sentencia no se ha pronunciado sobre una cuestión que consideramos de esencial trascendencia y que puede tener ciertas posibilidades de éxito en los supuestos en los que se han manifestado ganancias, que es la referente al posible error en la determinación de la base imponible que calculan los Ayuntamientos en la interpretación que realizan de la normativa reguladora del IIVTNU.

En esencia, el argumento válido que consideramos pertinente sostener en estos casos, es que la forma de determinar la base imponible del IIVTNU que calculan los Ayuntamientos, es contraria al sentido literal y teleológico de este Impuesto, en tanto que supone calcular un incremento de valor futuro y no al incremento de valor que se hubiera producido durante el tiempo de tenencia del inmueble objeto de transmisión.

Para ello, sostenemos la aplicación de una fórmula de cálculo alternativa, que se ajusta al cómputo de un incremento de valor o plusvalía durante el tiempo transcurrido entre la adquisición del terreno y su transmisión.

Este razonamiento viene avalado por algunos pronunciamientos judiciales en los cuales se han aportado dictámenes periciales que cuestionan el cálculo de la base imponible que realizan los Ayuntamientos y que en estos momentos se encuentra pendiente de que se resuelva por el Tribunal Supremo.

En definitiva, consideramos que a pesar de la comentada reciente Sentencia del Tribunal Supremo, sigue existiendo un argumento sustancial para combatir a las plusvalías municipales que liquidan los Ayuntamientos.

Respecto a las plusvalías municipales ya liquidadas, reseñar que cabría la posibilidad de reclamarlas siempre que no hayan transcurrido 4 años desde su pago.