ImpuestosIVAPublicaciones

La Declaración Resumen Anual del IVA Modelo 390.

La Declaración Resumen Anual del IVA Modelo 390.

La Declaración Resumen Anual del IVA Modelo 390 no interrumpe la prescripción.

Recientemente se ha publicado la resolución de fecha de 22 de septiembre de 2016, recurso 799/2013 del TEAC (Tribunal Económico-Administrativo Central), la cual, establece que la declaración resumen anual no interrumpe la prescripción de las autoliquidaciones presentadas de forma mensual o trimestral. Dicha resolución contradice el criterio mantenido por el Tribunal Supremo.

El TEAC establece como doctrina que las auto liquidaciones mensuales o trimestrales no pueden equipararse a la declaración resumen anual del IVA. Dicha premisa se fundamente en el precepto 68.1.c) de la Ley General Tributaria, el cual, determina que el plazo de 4 años de prescripción del derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria se interrumpirá “por cualquier actuación fehaciente del obligado tributario conducente a la liquidación o autoliquidación de la deuda tributaria”. De este modo, el TEAC fija que las auto liquidaciones presentadas con periodicidad mensual y trimestral son un instrumento necesario para el cumplimiento de la obligación material de pago de la deuda tributaria mientras que la presentación de la declaración resumen anual obedece al cumplimiento de una obligación formal tendente a facilitar la gestión del IVA, con la diferencia que a ésta no se le reconocen efectos liquidatarios puesto que por medio de la misma no se efectúa ningún pago.

La resolución del TEAC se desvincula del criterio del Tribunal Supremo, ya que éste en su sentencia de 25 de noviembre de 2009 recurso de casación 983/2004, analizaba la liquidación derivada de acta de conformidad de IVA del 4T del ejercicio 1995. En dicha sentencia el Alto Tribunal entendía que el contenido de la declaración resumen anual iba más allá del informativo, pues el sujeto pasivo ratificaba lo declarado en las autoliquidaciones, cosa que no sucede a partir del ejercicio 2004.

Por lo que, entendemos que la resolución del TEAC es coherente con la interpretación del artículo 68 de la Ley General Tributaria así como con el fin y objetivo del modelo 390, el cual, como hemos expuesto no persigue fines liquidatarios sino informativos. Asimismo, la resolución del TAEC vincula a la Administración y deberá seguirse por los órganos de la Agencia Tributaria.

El criterio esgrimido por el TEAC podrá alegarse para ganar la prescripción en las comprobaciones realizadas por la Administración dentro del plazo adicional concedido por el Tribunal Supremo.