impuesto sobre sociedadesImpuestosPublicaciones

Las reservas de capitalización y de nivelación en el Impuesto sobre Sociedades.

¿Cuándo se debe contabilizar las reservas de capitalización y nivelación?

La reserva de nivelación se puede aplicar si su empresa es de reducida dimensión.

A partir de 2015 puede reducir en un 10% la base imponible positiva del Impuesto sobre Sociedades, con el límite anual de un millón de euros.Para ello, en los ejercicios en los que aplique la reducción deberá dotar una reserva indisponible por una cuantía igual a la reducción aplicada.Si en los cinco años siguientes obtiene pérdidas, deberá compensarlas con la reducción aplicada, además esta reducción no es definitiva; su empresa deberá devolverla.

La reserva de capitalización es una reserva que desde 2015, todas las empresas (tanto si son de reducida dimensión como si no lo son) pueden disfrutar de  ella.

Es una reducción en la base imponible del 10% del a cuantía en que incrementen sus fondos propios. A estos efectos:

  • La reducción aplicable tiene como límite el 10% dela base imponible del ejercicio (antes de compensar las bases negativas de ejercicios anteriores y de aplicar la propia reducción).
  • En caso de insuficiencia de base, las cantidades pendientes pueden aplicarse en los dos ejercicios siguientes.
  • Para disfrutar de la reducción, su empresa deberá mantener el incremento de fondos propios en su balance durante los cinco años siguientes (salvo que existan pérdidas) y constituir una reserva indisponible igual a la reducción aplicada (reserva que será indisponible durante dicho plazo).

La Dirección General de Tributos nos indica a través de una consulta vinculante de 22 de diciembre, el momento en el que deberán contabilizarse la dotación a las reservas de capitalización y de nivelación.

La contabilización de la reserva de capitalización:

Cuando el ejercicio económico de la entidad coincida con el año natural, en la medida en que a 31 de diciembre de 2015 se haya producido un incremento de los fondos propios respecto a los existentes a 1 de enero de 2015, y se haya producido un incremento de reservas, con independencia de que no esté formalmente registrada la reserva de capitalización, podrá aplicarse la reducción en la base imponible del período impositivo 2015, del 10 por ciento del importe del incremento de los fondos propios existente en el periodo impositivo, disponiéndose del plazo previsto en la norma mercantil para la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio 2015 para reclasificar la reserva correspondiente a la reserva de capitalización, con objeto de que la misma figure en el balance con absoluta separación y título apropiado, aunque dicho cumplimiento formal se realice en el balance de las cuentas anuales del ejercicio 2016, y no en el de 2015. Esta reserva será indisponible durante el plazo de 5 años desde el 31 de diciembre de 2015.

En lo que se refiere a la reserva de nivelación, deberá dotarse con cargo a los resultados positivos del ejercicio en el que se realice la minoración del 10 por ciento de la base imponible positiva.

En caso de no poderse dotar esta reserva, la minoración estará condicionada a que la misma se dote con cargo a los primeros resultados positivos de ejercicios siguientes respecto de los que resulte posible realizar esa dotación.

La reserva de nivelación deberá dotarse en el momento determinado por la norma mercantil para la aplicación del resultado del ejercicio, que conforme al art. 273 del RDLeg. 1/2010 (TR Ley de Sociedades de Capital), será cuando la junta general resuelva sobre la aplicación del resultado del ejercicio de acuerdo con el balance aprobado. En concreto, cuando el ejercicio económico de la entidad coincida con el año natural, a efectos de minorar la base imponible del periodo impositivo 2015, cuando la junta general resuelva sobre la aplicación del resultado del ejercicio 2015, deberá (de ser posible) dotarse la reserva de nivelación.