Fiscalidad internacionalimpuesto sobre sociedadesImpuestosIRPF

Declaración informativa anual sobre bienes y derechos situados en el extranjero

Se acerca el límite del plazo para la presentación de la DECLARACIÓN INFORMATIVA ANUAL SOBRE BIENES  Y DERECHOS SITUADOS EN EL EXTRANJERO, modelo 720 correspondiente al ejercicio 2017. Al respecto, realizamos un breve resumen del plazo y de las cuestiones básicas del modelo.

¿Hasta cuándo lo puedo presentar?

El plazo de presentación del modelo 720 correspondiente al ejercicio 2017 finalizará el próximo 31 de marzo de 2018.

¿Estoy obligado a presentarlo?

Están obligados a presentar la citada declaración las personas fiscas o jurídicas residentes en España que sean titulares de bienes y derechos ubicados en el extranjero. Particularmente, dicha obligación afecta a las personas que ostenten la condición de representantes, apoderados, o beneficiarios de los bienes y derechos. Por ejemplo, un directivo de una entidad que sea apoderado de una cuenta titularidad de la misma, estaría obligado a la presentación del modelo 720 con independencia de la obligación o no de dicha entidad.

Asimismo, las personas jurídicas que lleven contabilidad quedarán eximidas de presentar el modelo 720 siempre y cuando tengan registrado en su contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados los activos en cuestión.

¿Qué es lo que tengo que declarar?

Las obligaciones de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero se concretan en tres categorías:

  1. Información sobre cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.
  2. Información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero.
  3. Información sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.
¿Tengo que declararlo todo?

No existirá obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando los saldos a 31 de diciembre  no superen, conjuntamente para la misma categoría, los 50.000 €, y la misma circunstancia concurra en relación con los saldos medios del último trimestre. Este límite cuantitativo también es de aplicación a los supuestos mencionados en el apartado 2 y 3.

La presentación de la declaración en los años sucesivos sólo será obligatoria cuando cualquiera de los saldos conjuntos a 31 de diciembre, o el saldo medio hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 € respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración. Este límite cuantitativo también es de aplicación a los valores del apartado b) y c).

¿Qué pasa si no lo declaro?

La normativa establece un régimen de infracciones y sanciones, con multas pecuniarias, relacionados con el incumplimiento  de estas obligaciones de información. Por ejemplo, la sanción mínima por la falta de presentación del modelo respecto a una sola de las tres obligaciones de información sería de 10.000 €.

Además, establece una sanción pecuniaria proporcional del 150% de la cuota resultante de regularizar ganancias patrimoniales no justificadas (IRPF o IS), que traigan causa en los incumplimientos relativos a la obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

El equipo profesional de LEX CAM queda a vuestra disposición para cualquier duda o aclaración que preciséis con respecto al modelo 720.