laboralPublicaciones

Indemnizaciones por finalización de contratos temporales.

La Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo en su exposición de motivos señalaba las medidas dirigidas a restringir el uso injustificado de las modalidades  temporales de contratación. Entre estas medidas destacaba el  incremento gradual de las indemnizaciones por finalización de contratos temporales, hasta alcanzar los 12 días de indemnización por año trabajado.

La citada ley  ordenó  una nueva redacción de la letra C) del artículo 49.1 del Texto Refundido de la ley del Estatuto de los Trabajadores:

“ /… Por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato, a la finalización del contrato, excepto en los casos del contrato de interinidad y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar doce días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación…/ “.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su reciente Sentencia de fecha 14 de septiembre de 2016 va un paso más allá y en las conclusiones de la sentencia establece que el mero hecho de que un trabajador haya prestado sus servicios en virtud de un contrato de interinidad no puede constituir una razón objetiva que permita justificar la negativa a que dicho trabajador tenga derecho a una indemnización dando a entender el trato discriminatorio con este tipo de contratos en particular  y manifiesta que  el Derecho español existe una diferencia de trato en las condiciones de trabajo entre los trabajadores fijos y los trabajadores con contratos de duración determinada”.

La Sentencia y sus efectos hay que tomarlos con cautela pues da lugar a varias interpretaciones y por momentos es confusa. Queda pendiente, saber  las implicaciones que la Sentencia pueda tener en nuestro ordenamiento jurídico laboral en materia de contratación, aunque deja una puerta abierta para posibles reclamaciones que equiparen la cuantía de indemnización de un contrato temporal a la de un despido objetivo.

 

Departamento Laboral

LEXCAM