ImpuestosPublicaciones

SENTENCIA ESTIMATORIA DE RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FRENTE A LIQUIDACIÓN DE PLUSVALÍA MUNICIPAL

Nos complace informaros que, recientemente, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Valencia, nos ha notificado una Sentencia estimatoria, en relación a un recurso contencioso administrativo que nuestro despacho interpuso frente a liquidación del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU, en lo sucesivo), comúnmente conocido como plusvalía municipal.

En este caso, la transmisión que originó que el órgano administrativo practicara liquidación del Impuesto, había determinado una minusvalía respecto al valor de adquisición del inmueble, por lo que en el citado recurso sostuvimos que la citada liquidación era improcedente, considerando que no se había producido el hecho imponible del IIVTNU, al no manifestarse en la transmisión incremento de valor alguno que pudiera ser objeto de gravamen.

Nótese que, el IIVTNU, contiene una forma de cuantificación de la base imponible que integra una auténtica ficción legal que supone que el incremento de valor se produce siempre y en todo caso, ignorando la posibilidad de que una transmisión de bienes inmuebles puede suponer una minusvalía. A nuestro parecer, aunque dicha circunstancia no ha sido prevista expresamente por el legislador que solo ha contemplado el incremento de valor, resulta evidente que en el caso de experimentarse una minusvalía, su efecto debe ser el considerar que no se produce el hecho imponible del IIVTNU.

Pues bien, así también lo ha entendido el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Valencia, que ha estimado el recurso, considerando que acreditada la existencia de una minusvalía en la transmisión del inmueble no cabía entender que se había producido el hecho imponible del IIVTNU y, consecuentemente, ha anulado el acto administrativo de liquidación tributaria.

Esperemos que dicho criterio judicial se consolide, ante un Impuesto que en determinados supuestos es aplicado por el órgano administrativo de manera especialmente contraria a los principios generales de nuestro derecho tributario.